General

El gran juego de la Botifarra

Arleco
07:00h Viernes, 20 de junio de 2008
0

El juego de la Botifarra es ligeramente parecido al Bridge, esto es porque también se juega a cuatro palos y en parejas, a su vez los participantes deben conseguir los puntos suficientes para lograr el triunfo de la pareja.

La Botifarra es un juego que se hizo muy popular en Cataluña, España y se acostumbraba a jugar en los días de campos que escogían las familias para encontrar un momento de esparcimiento y relajo.

En el juego de la Botifarra se utilizan un total de 48 cartas que se van a dividir en cuarto palos de Oros, Copas, Espadas y Bastos que tendrán 12 cartas cada uno de ellos. Como en el Bridge es uno de los jugadores el encargado de asignar las cartas. El objetivo es lograr más de 100 puntos, es decir lograr a los 101 puntos antes que los contrarios. Se le asignará un palo a cada jugador y lo que sigue es girar una de las cartas de la baraja. Cada pareja se debe sentar una al frente de la otra como se solía hacer en los juegos que se desarrollaban en los picnic de las familias españolas de antaño.

El jugador que se encuentra a la izquierda del repartidor mezcla las carta y posteriormente el compañero del encargado de repartir corta las barajas. El total de cartas entregadas será de doce para cada jugador de modo que se acaben todas las 48 cartas en total. Recordar que al final de cada mano jugada se deberán contar los puntos obtenidos por cada pareja, si una de ellas ha obtenido más de 36 se deberán sumar esos puntos y colocar en casillero adicional, si las dos parejas han obtenido 36 no se contará nada.

Cada carta posee su propio valor:
El 9 vale 5 puntos
El As vale 4 puntos
El Rey vale 3 puntos
El Caballo (11) vale 2 puntos
El diez vale 1 punto
Las cartas correspondientes del 2 al 8 no valen
Cuando se haya conseguido una baza se suma un punto adicional


Foto: MSWorld.com

Primeramente se deberá escoger el triunfo. El jugador al que le corresponda debe escoger el palo que serpa de triunfo entre los de Oro, Copa, Espada o Bastos. Se puede decir Botifarra al escoger el palo del triunfo y ese será el que manda en la mano.



Contrar” significa que si la pareja contraria gana esta mano se llevará el doble de la ganancia o se conseguirá el cuádruple si se ha hecho ‘Botifarra’. Es obvio que la palabra “contrar” se refiere a dar la contra, es decir una vez que se ha declarado triunfo la pareja adversaria tiene la opción de “contrar” para acceder a aumentar sus posibilidades de triunfo y hacer mapas equitativo el juego, uno vez se haya “contrado”, diciendo “contro”, el compañero de equipo no puede volver a hacerlo.

Como una nueva opción la pareja del triunfo puede pedir ‘Recontrar’ esto es como el Bridge, las posibilidades de aumentar su puntuación serán mayores, pero también mayores las posibilidades de perder puntaje. Pocas veces se ve esto, solo cuando una pareja se encuentra segura de cumplir sus objetivos.

La pareja que gane sumará los puntos conseguidos por cuatro o por ocho si es Botifarra. Si en ningún caso se quiere contrar ni recontrar se tendrá que dar un golpe sobre la mesa en el momento de la decisión. Si el triunfo resulta que no es Botifarra y en el caso se haya recontrado, la pareja que ha contrado podría decir en voz alta Sant Vicenc y los puntos se podrán multiplicar por 8.


Foto: Wikipedia

Que empiece el juego…Luego de toda esta ceremonia, el jugador a la derecha del repartidor empezará tomando una carta de las que posee en la mano y empezará el juego poniéndola sobre la mesa mirando hacia arriba.

Como en el Bridge el juego es en orden contrario a las agujas del reloj. El juego continuará hasta que concluya la baza y el que haya vencido colocará la baza boca abajo y se empezará con otra. Iniciará nuevamente el jugador ganador.

Al final de la partida, el jugador que se encargó de repartir las cartas primero será el encargado de mezclar el de su costado izquierdo será el que cortará la baraja y al de su derecha le tocará ahora repartir y escoger triunfo, y así hasta que todos hayan tenido su oportunidad.

Como detalles para añadir se puede decir que: En caso la carta del compañero es la que está ganando la baza, si el jugador está con las de salida debe seguir jugando con estas no importando que las supere. Pero si no tiene cartas del palo de salida puede optar por seguir jugando con otras cartas.


Foto: Español sin fronteras

En el caso la baza ganadora no sea la de nuestro compañero: el jugador deberá seguir jugando con una carta del palo de salida si aun tiene cartas de esta y deberá matarla. Si no las tiene pero hay otras que pueden ganar la baza, pues deberá jugarlas. En caso no tenga ninguna de las dos formas deberá jugar la carta que quiera.

Hay que considerar que una vez empezado el juego ya no hay marcha atrás es por eso que los jugadores deben planea muy bien su estrategia a seguir, todo con tal de que sea la pareja la ganadora. Sin duda el Botifarra es un juego de estrategia en el que la suerte no lo es todo.

Se deberán seguir las reglas indicadas o de lo contrario se deberá penalizar a la pareja con una disminución de su puntaje, en algunos casos si las reglas son estrictas la pareja deberá acceder a un ‘renuncio’ lo que equivaldría a perder todos los puntos obtenidos desde un principio y la otra pareja recibir los puntos de esta. Son 36 los puntos que se entregarán y 72 en caso de conseguir Botifarra.

Es muy seguro que conseguirá entretenerse junto a sus compañeros. Tal como el Bridge, la Botifarra es un juego en el que puede lograr realizar una buena estrategia y lograr una victoria apabullante sobre su adversario.

Comentarios (0)

Se el primero en comentar.

Queremos saber tu opinión

Sscrbete a SaberPerder.com
Patrocinio
Publicidad
Publicidad
© Copyright 2014, Blogestudio está gestionado con WordPress